El incremento de ataques ransomware durante los últimos años ha obligado a implementar medidas anti ransomware en todos los dispositivos conectados a Internet (ordenadores, móviles, servidores…). Muchos pueden pensar que con mantener actualizado su programa antivirus ya están protegidos, pero no siempre es así.

Antivirus tradicional vs. anti ransomware

El antivirus es un software que detecta, bloquea, elimina e incluso previene la infección de virus informáticos, además de otros programas maliciosos como gusanos, troyanos y spywares. Para ello utilizan dos métodos de detección:

  • Basado en firmas: las firmas son los nombres que se dan a las bases de datos de malwares ya identificados. Lo que hace el antivirus es comparar los archivos del dispositivo con la base de datos para detectar si hay infección o no.
  • Heurística: identifica códigos de programación y patrones similares a los utilizados por los programas maliciosos. Así, se pueden detectar posibles variantes de estos, aunque todavía no estén en las bases de datos.

Estos métodos de seguridad tradicional no son del todo efectivos para proteger a los equipos informáticos de amenazas como el ransomware (los bloquea o cifra los datos almacenados, solicitando el pago de un rescate para recuperarlos), porque en la mayoría de los casos no lo reconocen. Por eso, una solución de ciberseguridad anti ransomware debería apoyarse en el uso de la inteligencia artificial y del aprendizaje automático (machine learning). La clave está en identificar cualquier actividad sospechosa a través del análisis del comportamiento de los programas instalados (voluntariamente o no) en los dispositivos, y no comparando archivos con bases de datos para comprobar si están infectados.

Esta idea queda más clara si utilizamos un símil del ámbito de la criminología: muchos delincuentes son identificados porque dejan sus huellas dactilares en la escena de un crimen, y estas se pueden comparar con la base de datos de huellas de la policía. ¿Qué pasa si el delincuente no está fichado? Será necesario abrir una investigación policial para establecer el modus operandi (patrón de comportamiento) de los criminales que ayude a prevenir y detener futuros delitos.

X Protection y X Security: defensa ante ataques ransomware

En X by Orange ofrecemos dos servicios de seguridad en la nube que resguardarán a tu empresa de los ataques ransomware:

X Protection:  esta solución protege todos los dispositivos de la compañía a tres niveles:

  • Utiliza la tecnología anti ransomware más avanzada a gracias a la inteligencia artificial: analiza actividades sospechosas, identifica y bloquea la encriptación ilegítima de datos y permite la restauración de datos en caso de incidente grave de seguridad.
  • Al conectar dispositivos a una Wifi, se activa la configuración de protección por cortafuegos más segura y detecta automáticamente si la red es fiable. Al estar garantizada la privacidad, podrás realizar compras, transacciones bancarias y acceder a aplicaciones corporativas con total confianza.
  • Dispone de un antivirus en tiempo real que incluye antispam (filtro de correo electrónico no deseado) y antibot (evita ataques de bots).

X Security:  servicio de redes privadas virtuales con firewall en la nube que asegura la privacidad de la información y de las comunicaciones entre las distintas sedes de la empresa. Protege la red corporativa contra accesos no autorizados y ataques de todo tipo.

¡Prueba ahora X Protection y X Security durante 15 días gratis! Hazlo desde cualquier operador de telecomunicaciones y sin compromiso de permanencia ni penalización alguna.