Has estado de vacaciones, has viajado quizás a otros países, te has conectado a redes Wifi de hoteles, de aeropuertos y de aquella cafetería tan bonita donde pasaste un muy buen rato. Y ahora que vuelves al trabajo, ¿puedes tener la seguridad de que tu móvil no te acompaña con algún virus informático?

Has de saber que los virus no atacan solamente a los ordenadores: tu Smartphone no deja de ser también un dispositivo vulnerable. ¿Te vas arrepintiendo de subir fotos a Instagram aprovechando el Wifi gratuito y sin contraseña de acceso de aquel bar de la playa? No temas, estamos aquí para ayudarte.

Virus en móviles: una realidad creciente

El primer virus móvil se detectó en 2004, y desde entonces se han producido miles de infecciones, siendo los gusanos y los troyanos las más comunes. Los primeros suelen transmitirse a través de mensajes SMS y pueden colapsar el sistema operativo de tu móvil. Los troyanos suelen esconderse en archivos ejecutables o aplicaciones que te hayas descargado, y pueden generar infinidad de problemas: desde inutilizar el móvil hasta usurpar tus datos para enviarlos a un servidor remoto que los usará en su provecho. Piensa que los archivos que se envían por WhatsApp no siempre son lo que parecen ser…

Entre 2005 y 2010 se detectaron más de 1200 ataques de malware específicamente diseñados para móviles. Hoy se conocen ya más de 130.000 códigos maliciosos de muy diferentes naturalezas que producen más de 200.000 casos diarios de malware detectados con un objetivo común: infectar a tantos móviles como sea posible.

Las empresas especializadas en antivirus saben que las variantes de malware para móviles se incrementaron un 54% en 2017. En ese mismo año, el 27% del malware se detectó en aplicaciones que tenían que ver con Livestyle, el 20% en apps relacionadas con música y audio y el 10% en apps sobre libros (datos del Internet Security Threat Report). Ya hemos explicado en este blog el importante caso del virus Agente Smith. Si cada día se bloquean 24.000 apps con código malicioso, ¿cuántas se habrán instalado sin ser detectadas?

Y es que cuando usamos el móvil, bajamos la guardia: un estudio de IBM demuestra que somos tres veces más proclives a responder a un ataque de phishing desde un dispositivo móvil que desde un ordenador, sobre todo porque en el móvil sí vemos esos mensajes.  Un estudio de Wandera sostiene que los móviles corporativos usan tres veces más las redes Wifi que su conexión de datos, y que una cuarta parte de los dispositivos móviles suelen abrir redes Wifi inseguras. En un 4% de los móviles corporativos encontraron ataques donde un ciberdelincuente interceptaba comunicaciones en redes Wifi abiertas.

Los expertos en ciberseguridad están preocupados por este tipo de ataques, no solo porque nos pueden afectar a todos, sino por las impredecibles consecuencias que pueden tener para el Internet de las Cosas: ¿cómo proteger las comunicaciones de los dispositivos conectados cuando ni siquiera los usa una persona? ¿Qué pasa si alguien hace un uso fraudulento de las señales de sensores de climatología, de alumbrado público, de sensores médicos, de señales de tráfico luminosas?…

¿Y tu móvil, estará bien? Si has notado que consumes más batería que antes haciendo un mismo uso o si tienes la sensación de que tu móvil se ralentiza con aplicaciones con las que antes iba bien, desconfía: muchos de estos virus intentan pasar desapercibidos precisamente para no ser eliminados. Otros síntomas que deberían hacernos sospechar de una posible infección son un consumo de datos exagerados, redirecciones al entrar en una web que nos parezcan fuera de lugar y sobre todo, ver que tenemos instaladas aplicaciones que no hemos instalado nosotros.

¿Cómo puedo estar protegido?

Para estar lo más tranquilo posible, lo primero que debes hacer es mantener el sistema operativo de tu dispositivo móvil actualizado. Atentos pues a los avisos de que hay un sistema operativo nuevo, y asegurémonos de que tenemos instalada la última versión.

Es buena idea igualmente instalar un antivirus en tus dispositivos móviles.

Pero si quieres una solución integral de seguridad, te recomendamos X Protection, la solución de ciberseguridad de X by Orange para tus dispositivos, que te ofrece estas ventajas:

  • Es fácil de usar: lo descargas, lo activas y ya estás protegido.
  • Dispone de protección anti-ransomware, protección móvil y antivirus.
  • Detecta si una red Wifi no es segura.
  • Filtra el correo spam.
  • Cada licencia de usuario puede aplicarse a 5 dispositivos: si tienes un móvil, una Tablet y un ordenador solamente necesitarás una licencia, y aún tendrás permisos para instalar X Protection en dos máquinas más.
  • Se actualiza automáticamente, por lo que siempre está al día: compara los archivos en tiempo real con una base de datos de antivirus siempre conectada.
  • Cifra los datos y te protege de ataques de phishing aunque no estés online, ya que impide personalizaciones no permitidas y analiza tanto las aplicaciones instaladas, como la tarjeta de memoria y los mensajes SMS.
  • X Protection te servirá para PC (Windows), móviles y tabletas (sean Android o iOS).
  • Usa la tecnología de la seguridad informática del líder Check Point.

Si quieres tranquilidad, ¡pruébalo gratis durante 15  días!