IPsec (Internet Protocol Security) es un conjunto de protocolos que aseguran las comunicaciones sobre el Protocolo de Internet (IP), autenticando y/o cifrando cada paquete en los que se divide la información a través de Internet en un flujo de datos. Además, IPsec también incluye protocolos para el establecimiento de claves de cifrado. En otras palabras, IPsec proporciona una base estable y duradera que garantiza la seguridad en nuestro sistema de comunicación online.

Se trata, pues, de uno de los protocolos de seguridad más importantes que existen. Gracias a él podemos comunicar diferentes puntos de Internet de forma completamente fiable. Su solidez hace que se utilice tanto en entornos corporativos donde la ciberseguridad es vital para el buen funcionamiento de la empresa, como en redes virtuales de uso doméstico. El uso principal de IPsec hoy en día es crear VPNs (Redes Privadas Virtuales).

Otro de sus puntos fuertes es que no solo soporta todos los algoritmos criptográficos que se utilizan en la actualidad sino que además se ajusta a los posibles algoritmos nuevos que vayan surgiendo. Para ello, IPsec proporciona varios servicios necesarios para que la comunicación sea segura. Son estos:

  • Autenticación de origen de datos: verifica que cada datagrama (unidad básica a través de la cual pueden transferirse todos los datos recogidos en la red) ha sido originado por el remitente indicado.
  • Integridad de datos: ratifica que el contenido de un datagrama no se ha modificado durante el trayecto, ni de forma deliberada ni debido a errores aleatorios.
  • Confidencialidad de datos: oculta el contenido de un mensaje generalmente mediante cifrado.
  • Protección de reproducción: impide que un atacante pueda interceptar un datagrama y reproducirlo posteriormente para suplantar la identidad de un usuario legítimo.
  • Gestión automatizada de claves criptográficas y asociaciones de seguridad: permite utilizar la política VPN en toda la red con poca o ninguna configuración manual.

¿Cómo funciona?

Si tienes curiosidad por profundizar un poco en su funcionamiento, te contaremos que IPsec se vale de tres protocolos diferentes:

  • AH (Authentication Header) se encarga de la integridad de los datos, de la autenticación de emisor y receptor y de que la comunicación funcione si se usa la criptografía adecuada.
  • ESP (Encapsulating Security Payload) se asegura de la confidencialidad de los datos al ser enviados y de autenticar que llegan íntegros al receptor.
  • Internet Key Exchange (IKE), responsable del intercambio secreto de claves entre emisor y receptor, utilizando criptografía de llave pública.

¿Cómo puedo utilizar IPsec?

Para poder transmitir información segura a través de Internet con protocolos IPsec es necesario instalar un software en cada ordenador que vayamos a utilizar, o bien puede embeberse este protocolo en el router que nos da acceso a la red.

Pese a las ventajas de este sistema, también hay que valorar los inconvenientes: los routers con IPsec son caros, y mantener el software actualizado requiere una cierta carga de tiempo de trabajo de recursos técnicos, y en algunas ocasiones, incluso un cambio de las máquinas que usamos.

La alternativa a las comunicaciones seguras pasa por poner la seguridad en la red, no en los dispositivos: por eso las soluciones de X By Orange confían más en la tecnología SD-WAN, como la que usan X Security o X Privacy, que acaban siendo igual o más seguras y bastante menos costosas. Con estas soluciones puedes tener toda la seguridad del protocolo IPsec a un coste mucho menor y con más ventajas de rendimiento y escalabilidad para cuidar las comunicaciones tu empresa.