Keylogger es un programa o un aparato que registra lo que tecleamos en un dispositivo con teclado (incluido el táctil en pantallas de móviles y tabletas) y lo guarda en un archivo.

El keylogger es utilizado de forma legítima por la policía como herramienta de investigación y vigilancia. Incluso algunas empresas lo instalan en los equipos corporativos para supervisar la actividad de sus empleados. Sin embargo, también puede ser utilizado con fines delictivos, principalmente para robar contraseñas o números de tarjetas bancarias de los propietarios de los dispositivos donde está instalado. En este último caso pasa a ser un spyware o programa espía en el ámbito de la ciberseguridad.

Los métodos habituales de infección de equipos por keylogger son:

  • Porque va incluido dentro de otros programas.
  • Al acceder a páginas web fraudulentas (principalmente al pulsar “Aceptar” en ventanas emergentes).