El spyware, también conocido como programa espía, es un software malicioso que recopila datos personales (contraseñas, números de tarjetas de crédito, etc.) y hábitos de navegación en Internet del dispositivo afectado (ordenador y smartphone, principalmente).

Existen distintas vías por las que el spyware puede acabar instalado en un equipo informático sin que el propietario lo sepa:

  • A través de códigos maliciosos que se instalan en el navegador al visitar páginas web fraudulentas.
  • A menudo está incluida en programas gratuitos. Al aceptar las condiciones de uso (que no solemos leer) de estos programas, damos consentimiento para que “nos espíen”.
  • Al abrir un archivo adjunto infectado en un correo electrónico.

Además de ser un riesgo para la privacidad, este malware provoca graves problemas de rendimiento de los equipos (van más lentos o se bloquean) y dificulta la navegación por Internet (ocasiona cortes en la conexión).